Fundación Caja Rioja

Renuncié, con la autorización de Caja Rioja, a edificar una cuarta planta que nos permitía el Plan General de Arnedo, con el fin de unificar cornisas con el edificio medianero existente.